martes, 2 de agosto de 2011

Caricias adicionales...


Mi eyaculación termino al disparar mi espeso quinto chorro. Pero Ella seguía lamiendo. Ya había aprendido que cualquier polla está muy sensible después de correrse y aún se puede dar mucho placer mamando con suavidad. Ahora su lengua me daba suave toques; apretaba dulcemente mientras subía y bajaba. Yo, sin controlar mis pequeños espasmos agradecidos, gemía con esas caricias adicionales...

No hay comentarios: