miércoles, 28 de septiembre de 2011

El arte de la Dominación. Reglas sencillas para un Dominante o Amo/a.

La seguridad del ser sumiso SIEMPRE será la prioridad máxima para un/a Dominante, tanto emocional como físicamente.

SIEMPRE respetará y honrará la palabra segura del ser sumiso y jamás lo pondrá en una situación en la cual se vea con el temor de usarla.

De la misma manera que la sumisión es un regalo preciado, la Dominación es un talento que debe ser amaestrado, por lo tanto sea cortes y experimentado en la dominación ANTES de tomar la responsabilidad por la vida de otra persona.

No sea demasiado arrogante para escuchar y comprender los puntos de vista de su ser sumiso y sus necesidades. Quizás aprenda algo de ellos. Después de todo, la comunicación es lo fundamental de una relación D/s sólida y no esta no puede ser obtenida si todo viene de un solo lado.

Jamás castigue a un ser sumiso reteniéndole su cariño y afecto, esto es chantaje emocional.

Dé su apoyo y guíe al ser sumiso cuando este lo necesite y manténgase en contacto con los cambios de humor de su ser sumiso. A cambio de esto, obtendrá un ser sumiso que estará con animo de complacer y servirle porque se siente valorado.

Entregue a su ser sumiso una guía prenegociada por las cuales debe regirse y cuando este las incumpla sea CONSISTENTE aplicando el castigo.

Comprenda que del mismo modo que la confianza de un ser sumiso por su Dominante ha de ser sentida, igualmente el Dominante se tiene que ganar esa confianza. Esto no disminuye su control, lo fortalece.

Disfrute y use lo que se le ofrece con ternura, dureza, control y placer y tenga la sabiduría cuando usar cada una de ellos.

Jamás este tan lleno de orgullo o ciego/a por su ego y/o poder que sea incapaz de admitir cuando ha cometido un error, incluso para decir, “Lo siento”. De la misma manera que ningún ser sumiso es perfecto para su Dominante 24 horas al día, ningún Dominante es perfecto/a tampoco.

No sienta temor al extender confianza. De la misma manera que demuestra que es de confiar cuando su ser sumiso confía en usted, de ese mismo modo el ser sumiso necesita sentir que se confié en el/ella. No hacer esto puede terminar envenenando la relación.

Cuide y eduque a su ser sumiso. Mientras mas sepa y pueda hacer, mas valioso es para si mismo como persona, y para el efecto que su sumisión tendrá en los dos. Es mas satisfactorio tener una persona fuerte que confíe en usted entregándole el control, que tener el control sobre una persona que sea una "alfombra".

No hay comentarios: