domingo, 2 de octubre de 2011

La Copa




La miraba fijamente, trazando pequeños círculos con la yema del dedo en el sinuoso borde de la copa llena del burbujeante liquido...

de vez en cuando metía apenas el dedo en el cava y lo chupaba imaginando la parte mas sensible de su cuerpo...

mi forma de lamerme los labios, avaricioso, mientras la observaba gemir y moverse, la excitaba...

era inocente y obsceno, refinado y enfermo...

empezaba a conocer también cuales eran mis secretas parafílias...

No hay comentarios: