domingo, 4 de diciembre de 2011

Mi recuerdo en tí


No pudiste reprimir un gemido ahogado cuando, mientras te tocabas, notaste mi lengua dentro de , jugando con tu sexo, follandote con la boca... te volviste loca por momentos y, esta vez, suplicaste no parara... notaste como tus fluidos y mi saliva te empapaban... te gustaba... te gustaba lo que era capaz de hacerte y tu rubor delataba y provocaba más espasmos de placer, teniendo mi musculo rosado dentro de tu coño moviéndose con destreza... tus caderas se convulsionaban, y mi lengua sube... tortuosa... lamiendo el pubis...el estomago... los pechos... tenías el vestido enroscado casi en la garganta y no dejaba de comerte cada parte de tu cuerpo... entonces me desprendo el cinturón del pantalón y bajando la bragueta saco mi verga... palpitante... libre para tomarte... ansiosa por probar lo que he estado saboreando con calculada delicadeza... en ese momento te oíste a ti misma suplicarme que te follara... mirándote con aquellos ojos depravados que solamente sabes provocar, empiezo a penetrarte muy lentamente...

No hay comentarios: