miércoles, 7 de diciembre de 2011

Pasiones

No se como comenzó todo. Solo que estaba llena de sensaciones salvajes.
La noche, mi cómplice...Tú, en tu preciosa alcoba desnudo entre lujuriosos y finos lienzos blancos. Estabas lleno de pasión esperándome y en la oscuridad y solo con el reflejo de los cuerpos, se encendió la vela del deseo...y sus gotas, una a una me hacian advertir la posesión de tus ganas. Y frotamos piel con piel,
tu cuerpo me reclamaba y desesperada te pedi, te tumbaras desnudo y quieto en la cama....
Yo, como gata cariñosa y desbocada, con las riendas sueltas de la lujuria y la pasión incontrolada, me di cuenta que mi sexo te necesitaba, ¡y por ti fui sumisa!...y esa noche ¡tú esclava!... y no podía hablar, algo muy adentro lo impedía, ¡aquél
placer de tus manos!, ¡el aroma que impregnabas!, cuando tu tacto recorría mi piel...y te sentí mio ...¡sólo mío! ¡Insaciablemente mio!...ante ti estaba desnuda de sentimientos y palabras... y tú mi cuerpo recorrías y mis labios fogosos te necesitaban
La humedad de tu varonil y sudoroso cuerpo, olía a sensual hierba fresca y mojada.
Eras frondoso prado de placer insaciable. Tú con los ojos cerrados mi nombre susurrabas y nos fundimos en jadeos, sin prisas y sin pausas. Y sentí fuego en mi boca, ¡el torrente de tus genes me quemaba! y desperté abrazada a ti, tras apocalíptica batalla o naufraga perdída en mar de olas en calma
Me enlacé a tu espalda que terminaba en preciosas montañas. Que mi fiel, sudorosa y desbocada pasión quería sigilosamente trepar y hablamos con lenguas entrelazadas de nuestros pecados. Tú, celosamente quieto, relajado y deseoso, mis fantasías querías cumplir.

Mientras susurrabas yo pastoreaba tu dulce cuerpo y, tomé aquel pañuelo de seda que un día me regalaras...y jugamos a la pasión. Mis ojos cubrí sutilmente...y con susurros casi imperceptibles, te repetía ¡átame!¡átame!...y tú mis manos atabas al cabezal de la cama y las tuyas a mi cuerpo, muy suavemente rozabas
Te deje disfrutar de todo mi ser, yo entonces, era el húmedo prado encantado y las gotas de la vela del deseo caían una a una.

Yo, cuál manantial...me llenaba de lunares rojos como frutas de pasión, y seguía sedienta, sudorosa y agotada y bebí de nuevo, si..bebí de tu fresca fuente del deseo ¡y quería hacerlo hasta el alba!. ¡Solo recuerdo que pedías que contara, uno, dos, tres, cuatro...y las gracias mil veces te daba...cinco, seis...y mi piel erizada más te necesitaba...siete, ocho, ¡gracias! ¡gracias!...
Creo que de tanto placer perdí el sentido. Solo me recuerdo a ti abrazada, me levanté de la cama con la llegada de la aurora. Dejé un dulce beso a centímetros de tu boca, no quería que despertaras. ¡Te amo! ¡te amo!, ¡te amo con locura! pronto a ti regresaré, guarda celosamente el pañuelo de seda y cuando regrese ¡por favor, de nuevo atame!

Letra de y agradecimientos para: @LilitaAll.

4 comentarios:

Lilia.... dijo...

tú me elevas, tú me enalteces.... cada día más.....

Liliana ♥

VESTA dijo...

Lujuria, pasión , amor...

Shang Yue dijo...

dejarse arrastrar por nuestra pasión en la lujuria del otro...

Lilia.... dijo...

Vesta:
este es mi orden:
Amor
Pasión
Lujuria

Espero te haya gustado
@lialipetera

o sea

Liliana ♥