lunes, 19 de diciembre de 2011

Rasgos correctos de un buen Dominante.

Es imposible que todos los Dominos lleguen a tener todos estos rasgos. Sin embargo, estos reflejan con mucha aproximación quienes están dentro de lo que puede considerarse un Amo deseable y verdadero.

- Aceptación. Aceptación del valor de uno mismo, sus necesidades, deseos y de lo que se posee en el alma. Aceptación de sus limitaciones y de las del esclavo que está a su cargo. La capacidad de aceptar estar otro ser humano, incluyendo sus defectos, y de aceptar especialmente sus propios defectos. Aceptando ser un Amo del esclavo y a no avergonzarlo o intimidarlo por las propias necesidades, y ser feliz en poseerlo.

- Comunicación. La capacidad de hablar y de discutir libremente las cosas, es una parte integral de cualquier relación. Esto es esencial dentro de la relación entre un Domino y un sumiso. Un Amo debe tener las habilidades para comunicar sus necesidades, los deseos, miedos, pensamientos, límites, o cualquier otra cosa que pueda ocurrir. La capacidad de hablar también con la honradez y la verdad del Señor. Una vez que la comunicación esté abierta, debe seguir siendo de esta forma. No comunicarse, es ponerse en peligro a si mismo y a su sumiso, física y emocionalmente.

- Comprensión. La capacidad de ver y procurarlo por lo menos, para entender los aspectos emocionales del psíquico de su esclavo. Entender y estar enterados de la multiplicidad de ediciones dentro de la realidad que puede afectar un sumiso física, emocional, y mentalmente. Para poder aplicar esa comprensión a muchas situaciones que se presentan dentro de la vida diaria que puede evitar que su esclavo no le sirva en la mejor de sus capacidades. Usar la comprensión sabiamente para no ser rechazado en los momentos adecuados, apoyándolo durante épocas de la tensión, demuestra que usted es un Amo comprensivo. La relación entre un Domino y un sumiso son humanos también. Sin comprensión no eres un Domino, solamente sádico.

- Cortesía. La cortesía es la capacidad de demostrar maneras apropiadas que se agradecen y satisfacen. Dirigirse a alguien con un tono respetuoso de la voz. Un Amo debe demostrar siempre cortesía a su sumiso y a otros sumisos con quien pueda relacionarse. Por ser Domino, no te da el derecho de ser grosero o cruel. También incluye cortesía hacia otros Amos.

- Tolerancia. La elegancia en que un Domino se presenta es importante y un rasgo deseable de la personalidad que muchos sumisos prefieren. La manera que un Amo ordena, su estilo del juego, no importa cómo gráfico, pero si lo que representa con estilo y tolerancia. Las acciones no deben parecer vacilantes, sin estilo, ni creando confusión. Si se carece de esa capacidad inherente, el ser Dominante debe estar dispuesto a aprender y a crecer en esta área.

- Sumisión. Aunque parezca contradictorio, es uno de los rasgos esenciales. Es la capacidad natural e inherente de ordenar. Para ejercer el control de una manera respetuosa, inteligente y humilde. La fuerza del carácter que permite que ejerza el control necesario en una relación del intercambio de poder. La capacidad de cuidar y dar bienestar a otra persona.

- Honradez. Es la capacidad de hablar claramente, de ser abierta y veraz sobre lo que dice. Un Amo no oculta sus emociones, miedos, límites, fantasías, ideas, pensamientos, etc. La honradez es la base de la confianza, sin ella allí no existe confianza. Y sin confianza no hay relación verdadera. Un Amo es honesto, no miente, ni procura engañar. Alguien creíble y veraz cuando habla. Lo más importante, un Domino es honesto sobre su nivel de experiencia, mentir es poner en peligro la vida del sumiso.

- Humildad. Humildad es la capacidad de ver las debilidades, Para verse como persona, no solo un Amo. Para ver que en realidad las necesidades se deben poner a un lado, a vece,s para el mejorar la relación. Un Amo sabe que incurrirá en equivocaciones, de que no es perfecto. Un Amo está siempre abierto a aprender nuevas cosas, ganando nuevas experiencias, y no creer el "ya lo se todo". Esto trae peligro y riesgo. Ese peligro hará que arriesgue la vida del sumiso, olvidando su obligación de cuidarlo. El riesgo es una acción totalmente egoísta. Un Amo que constantemente arriesga en los juegos con su esclavo puede perderlo y pierde el respeto de los demás. La carencia de las demostraciones de riesgo y falta de humildad puede también enmascarar un sentido pobre de la autoestima o de una persona abusiva usando esta forma de vida para ocultar su naturaleza abusiva.

- Inteligencia. Es la capacidad de aprender la manera apropiada de jugar con los "juguetes" que tiene para las sesiones antes de usarlos en otra persona. La buena voluntad y la capacidad de investigar en aprender sobre BDSM por sí mismo. La capacidad de aprender con su sumiso sin obligarlo por su rol dominante. El Domino debe tomarse el tiempo necesario para comprobar y controlar tanto las sensaciones psicológicas de la dominación, junto con algunos aspectos psicológicos básicos del sumiso. No hay nada más vergonzoso que ver a un Amo ignorante intentar utilizar la humillación como herramienta de la dominación. La humillación es un hito difícil de usar, requiere madurez, inteligencia, y habilidad.

- Lealtad. Este es un rasgo muy importante en un Amo. Es la capacidad de mantener su honor personal y conseguir una relación satisfactoria entre el Amo y sumiso. La deslealtad es un rasgo muy poco atractivo en un Amo, y peligroso para el bienestar emocional del esclavo que lo sirve.

- Paciencia. Un Domino tiene paciencia. La capacidad de esperar las acciones. Esto no significa que tiene que ser flojo o suave, pero que toma el tiempo apropiado antes de tomar las acciones apropiadas. Es también la capacidad de esperar a controlar ciertas disciplinas antes de usarlas. Para realizar las acciones que toman tiempo a un esclavo en aprenderlas y poderlas entregar y realizar, y tener paciencia para enseñar al siervo lo que el Amo prefiere.

- Orgullo. Enorgullecerse es la capacidad de saber sus capacidades, y realizar las que son solamente de una buena persona, de un buen Domino. El orgullo es la capacidad de reconocer sus propias fuerzas. Esto no significa que deba estancarse y no tener nuevas ideas, ni significa que debe ser inconsciente de sus errores, o de las debilidades, ni que tenga un falso ego. La arrogancia, o el falso orgullo, pueden ser mortales. El falso orgullo enmascara generalmente las inseguridades que pueden ser una amenaza para la vida del sumiso.

- Respeto. Un Domino demostrará respecto siempre, hasta que el sumiso pruebe que él es indigno de tal respecto. Un amo irrespetuoso no se gana el respeto de los demás, sean estos Dominantes o no. Respetando a otros, se gana el respeto a si mismo por parte de los demás.

- Amor propio. Valorar los propios principios y respetar los límites. El riesgo no suele gustar al sumiso. La autoestima es una necesidad para un Amo. La carencia de ella puede causar un serio daño a la psiquis del ser que te sirve. Esto, sin embargo, no significa que se deba actuar como si uno fuese el regalo del universo a la dominación o al BDSM.

- Servicio. Un Domino es servido por su sumiso por y con su dominación. Ser inteligente al aplicar la naturaleza dominante, y resolviendo las necesidades físicas y emocionales del sumiso, el Amo se sirve mutuamente del esclavo. Un Amo sabe que sin un sumiso, no hay Amo. Recibir la sumisión es un regalo precioso. El Domino por lo tanto agradecerá ese regalo, y hará todo lo posible para mantenerlo y para no abusar de él. Ésta es la llave del intercambio de poderes.

2 comentarios:

Lilia.... dijo...

eres SUPREMO eres el MEJOR aunque no sea digna de tí.......
Liliana♥

Anónimo dijo...

Me alegra haberle leído, ahora sé que me he equivocado. Y que espero aprender de esos errores, al escoger un Amo a quién darle mi sumisión por completo.

gracias