sábado, 14 de enero de 2012

Concebido

Pasaba la lengua por tu sexo, mientras tú misma apartabas las bragas hacía un lado. Al notar las papilas gustativas de la chica diste un hondo suspiro... jugaba con tu clítoris pasando la punta de su lengua por él, en perfectos círculos... al tiempo, satisfecho por el efecto que producía en tí otra boca que no fuera la mía, bajé los tirantes de tu sujetador arrastrando también el vestido hacía abajo.

-Eso es… abre más ese coño… así dulzura...

Notar esas palabras en el oído... la lengua de la chica en tu sexo... te excitaron... un bucle concéntrico, semejante al trazado entre la humedad de tu coñito... contemplaba la escena agarrando tu nuca con una mano y la cabeza de nuestra nueva participe de juegos, con la otra.

Pasaba la lengua húmeda por el centro de tu pulsión, presionando con la punta el clítoris y moviéndola lentamente... separabas cada vez más las piernas y tu espalda se arqueaba mientras tu cabeza se iba hacía atrás y levantabas la cadera para notarla más adentro, abriendo un surco más profundo, no solo en el palpitar de tu raja, sino también en como habías concebido el sexo hasta ahora... perdías por momentos el control de todo, tu alrededor empezaba a convertirse en algo vertiginoso, donde no poder agarrarte... plácido abandono... estabas empapada por tus propios fluidos y por la saliva de nuestra nueva concubina... que te devoraba...

1 comentario:

blackfairy dijo...

tan solo d imaginarlo hicist q m mojara.....