martes, 24 de enero de 2012

Rasgos de una buena sumisa.

Esta enumeración de cualidades, no se debe considerar como una verdad absoluta o definitiva; solamente como una pequeña guía, cuya aproximación está dentro de lo que se considera o refleja como algo deseable o verdadero:

- Aceptación. Aceptación del valor de uno mismo, tus necesidades, deseos y lo que se siente dentro de su alma. Aceptación de tus limitaciones y de las del Amo al que estás sirviendo. La capacidad de aceptar este otro estado humano, incluyendo tus defectos, la capacidad de llegar y poder aceptarlos. Aceptar que se es una sumisa y no sentir vergüenza o intimidarse por las necesidades que se sienten, y sentirse feliz por ello.

- Comunicación. La capacidad de hablar y de discutir libremente las cosas, es una parte integral de cualquier relación. Esto es esencial dentro de la relación D/s. Una sumisa debe tener facilidades para comunicar sus necesidades, deseos, miedos, pensamientos, límites, o cualquier otra cosa que pueda suceder o pensar. Una vez que la comunicación esté abierta, debe continuar durante la relación. No comunicarse, es ponerse en peligro.

- Comprensión. La capacidad de comprender o procurarlo por lo menos, para entender los aspectos emocionales del psiquico de tu Señor. Entender la multiplicidad de situaciones reales que pueden afectar a un Domino físicamente, emocial y mentalmente. Hay que comprender esas variadas situaciones que se presentan en la vida diaria para poder servir con mayor efectividad y que tu Domino pueda dominar mejor sus propias capacidades. Hay que saber usar la comprensión sabiamente para que tu Señor, no tenga la necesidad de prohibir tu participación épocas de tensión, demostrando que estas bien entrenada. Hay que comprender que todos somos humanos.

- Cortesía. La cortesía es la capacidad de demostrar maneras apropiadas que se agradecen y satisfacen. Para dirigirse a alguien con un tono respetuoso de la voz. Debes demostrar siempre cortesía a las otras personas del alrededor. Nadie se exime de esto, ni siquiera tu Amo. Su rol nunca es una excusa para carecer de cortesía.

- Tolerancia. La elegancia en la manera que una sumisa se presenta es un rasgo importante y deseable de la personalidad. La manera en que una esclava se presenta, exhibe su servidumbre... no importa cómo gráfico, si tus formas aun siendo inmóviles son con estilo y tolerancia. La sumisa se debe exhibir con orgullo y sin vacilación, estando cómoda exhibiendo su condición.

- Sumisión. Éste es el rasgo más importante. Es la capacidad natural e inherente de aceptar las ordenes como parte de tu vida. Para aceptar ser dirigida de una manera respetuosa, inteligente y humilde. La fuerza del carácter que permite que abandones el control necesario en una relación del intercambio de poder. La capacidad de entregarse en el interés de una relación más grande.


- Honradez. Es la virtud hablar sin miedos, de ser abierta y veraz sobre lo que dices. Una sumisa no oculta sus emociones, miedos, límites, fantasías, ideas, pensamientos, etc... La honradez es la base de la confianza, sin ella no existe; y sin confianza no hay relación verdadera. Lo más importante en la honradez es que una sumisa no debe mentir jamás sobre su nivel experiencia.

- Humildad. Humildad es la capacidad de verse como débil. Para verse como persona, no solo una esclava. Para ver que en realidad tus necesidades se deben poner a un lado, para una mejor relación. Una sumisa, incurrirá en equivocaciones, debe saber que no es perfecta... estar siempre abierta a aprender nuevas cosas, ganar en experiencias, compartir las tuyas con los deseos de tu Señor.

- Inteligencia. Es la capacidad de aprender la manera apropiada de jugar con los "juguetes" inherentes en esta "forma de vida". La buena voluntad y la capacidad de investigar y de aprender por tí misma. La capacidad de tomar la época de aprendizaje como una persona en la que tu Amo esta fuera de la dominación y de la sumisión, para aprenderlo como la persona que él es, sus gustos y aversiones. La capacidad de enseñar de tu Señor, al que sirves ayudará a aumentar la calidad de la relación.

- Lealtad. Rasgo muy importante. Es la capacidad de mantener tu honor personal y seguir siendo verdadero en cualquier situación con tu Amo. la deslealtad es un rasgo muy poco atractivo en una sumisa, y puede ser en última instancia peligroso para la relación emocional entre un Domino y su esclava.

- Paciencia. Una sumisa tiene paciencia. La capacidad de esperar cosas. Para permitir que tu Amo demuestre las maneras de cómo satisfacerlo; aprendiendo que el viaje es a menudo más importante que el destino.

- Orgullo. Enorgullecerse es la capacidad de conocer tus capacidades, y realza que no eres solamente una buena persona, ni solamente una buena esclava. El orgullo es la virtud de reconocer tus propias fuerzas. Esto no significa que debas ser cerrada a las nuevas ideas, ni significa que debes ser inconsciente de tus errores, o de las debilidades, o tengas un ego desmesurado. El orgullo en su sumisión es una hermosura. La arrogancia, o el falso orgullo, pueden ser mortales. El falso orgullo enmascara generalmente las inseguridades que pueden ser una amenaza de tu propia vida.

- Respeto. Una sumisa demostrará respeto siempre, hasta que el Amo pueda probar, con su torpeza, que es indigno de tal respecto. Una sumisa irrespetuoso no se gana el respeto de su Amo o de otros seres sumisos que esten bajo su mandato. Dando respeto a otros, una esclava lo consigue para si mismo... a pesar de todo, cuidado, el respeto nunca se presupone, siempre debe ganarse.

- Amor propio. Autoestima y respetos a tus propios límites. Un amor propio sólido de una misma es una necesidad. La buena voluntad de compartir tus necesidades y deseos conduce a establecer una enorme simpatía entre una sumisa y su Amo.

- Servicio. Una esclava sirve a su Amo compartiendo y celebrando logros comunes; pues una sumisa también está allí para ayudar a su Señor a aprender y a satisfacer su potencial. La ejecución de actos de obediencia y el someterse a los deseos deben ser un método de dejar a tu Amo que explore su propia energía interna.

No hay comentarios: